el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 16 de octubre de 2013

16/ 10: LA MANO IZQUIERDA

En estas semanas que llevo inmerso en el mundo de la historieta chilena actual, encontré a unos cuantos dibujantes realmente buenos, sólidos, versátiles... Me faltaba encontrar al distinto, al irrepetible, al virtuoso, al que pueda aspirar a la categoría de Genio. Lo más parecido que tenía en ese rubro era Olivier Balez, el francés que vive en Chile. Pero ya está, ya lo encontré. Rodrigo López (ávido lector de este blog y ganador del premio al Mejor Dibujante de 2012 en la convención a la que asistí este año en Santiago) es el monstruo que me faltaba para sumar un chileno al panteón de los Más Grossos.
En las 10 historias cortas que componen este tomo, Rodrigo López se revela como un artista brillante, salvaje, inteligente, sumamente personal, aunque su trazo nos remita por momentos a Cyril Pedrosa, Juanjo Guarnido, Carlos Nine o Enrique Fernández. La mayoría de estas historietas están realizadas para hinchar las pelotas, para experimentar, para limar, y de esa absoluta libertad creativa López saca hallazgos muy, muy notables. En las cuatro páginas de Criaturas Aladas, por ejemplo, prueba la técnica del scratchboard, que habitualmente vemos dominar con maradoniana habilidad al maestro Thomas Ott. En la magnífica City Tour juega a contar una historia de 8 páginas sin textos, en la brevísima Qué Historia Tan Fea prueba un estilo más cercano al del humor gráfico y en La Teta Gorda deja que su lápiz levante vuelo y lo lleve para los mágicos territorios de Carlos Nine.
También se anima a reversionar (con finísima mala leche) el clásico cuento de Caperucita Roja e incluso a convertir en historieta un cuento inédito de su compatriota Roberto Ampuero (ambientado en mi querida Valparaíso) para la cual despliega un estilo distinto a lo que habíamos visto hasta ahí, con otro tratamiento de la línea y sobre todo de las masas negras.
En realidad, en todas las historietas hay cosas muy, muy grossas para destacar en materia de dibujo. Sin embargo, lo que me hace ponerlo tan arriba a López es cómo conjuga este indudable virtuosismo gráfico con las historias que quiere contar. No sé si escribirá guiones, o si se mandará de una a dibujar y que sea lo que Dios quiera. Lo cierto es que en las historias también hay hallazgos que me dejaron estupefacto. La primera, Un Día Agotador, baja una línea perfecta y combina sordidez y oscuridad con un cierto dejo de ternura freak. En El Carnicero mezcla un grotesco pasado de rosca con algunas convenciones del subgénero hard boiled... todas tienen elementos atípicos, volantazos impredecibles, momentos de alto impacto o de alto vuelo.
Me gustaron mucho los dibujos del fondo del libro, los pin-ups de López que complementan a las historietas, pero sin dudas los hubiese sacrificado (junto con prólogos, epílogos, dedicatorias y carátulas) para meter una o dos historietas más. Es imposible no cerrar el tomo al grito de “¡Quiero más!”. Y no sé si hay más. Por suerte, lo que hay alcanza y sobra para deleitarse con un verdadero talento, un autor que sabe mezclar humor, violencia, introspección, delirio, pasión, erotismo, ternura, climas densos y sátira salvaje en un brebaje irrestistible... y envasarlo en un dibujo definitivamente excelente. Rodrigo López, amigo viñetófilo, es una nueva droga a la que recomiendo vehementemente hacerse adicto.

9 comentarios:

MAD dijo...

Genial dibujante, envidio su capacidad para el entintado y muy destacable sus historias aparte del dibujo. Solo me hubiese gustado mas que mas que una compilacion de historias y experimentacion (que se agradece) ver algo mas cohesionado, quizas apra la proxima.

Huaso dijo...

Genial!

Marco Rauch dijo...

Don Andrés

Como editor de Mythica Ediciones, no puedo más que agradecer sus elogiosos conceptos para con "La Mano Izquierda", de Rodrigo López. Desde que conocí el trabajo de Rodrigo, supe que estaba en presencia de un gran talento y ahora sus palabras me lo confirman.

Espero poder anunciarle pronto los nuevos trabajos que estamos preparando con Rodrigo.

Saludos Cordiales.
Marco A. Rauch B. - Editor

Anónimo dijo...


Excelente historieta!, concuerdo con lo de los pinups, incluso hubiera estado muy piola una historia cortita que juntara a todos los personajes del libro como termina ocurriendo en la ilustración de la cubierta ¨interna¨ (si podría llamarse así) que te deja picando una especie de epílogo muy bueno. Igual esta buenísima, urgente más!!

Dolape

Anónimo dijo...

conozco a rodrigo del colegio. de pendejos. es un tipo autentico real muy humilde, y antes, ahora y siempre supimos que era un mostro. excepcional desde siempre!
y les aseguro que vendrá mucho mas.

Contratacion de Artistas dijo...

Geniales los dibujos y muy buenos colores, me gusta mucho como maneja las formas, más allá de la historia que me pareció bastante bien contada hasta el final.

Brondo dijo...

Muy pronto en su edicion argentina traida a ustedes por la editorial del chanchito!

Julianek dijo...

Hola, Andrés.

He puesto tu nota en mi blog. Espero no exista problema. Señalo la fuente. Un cordial Saludo.

http://cincochile.blogspot.com/2013/10/comic-resena.html

Gomblu dijo...

Te felicito Rodrigo!!!! sigue alcanzando logros amigo un abrazo de Gomblu